La Alhambra de Granada, todavía más hermosa

La belleza de la Alhambra de Granada y del Generalife va mucho más allá de sus innegables valores históricos y arquitectónicos. El imponente edificio se haya rodeado de un bosque con una gran diversidad de especies animales y vegetales. Ahora, todo este patrimonio se verá incrementado gracias a la presencia, nuevamente de los autillos.


Los autillos son el ave rapaz más pequeña que hay en la península y fueron habitantes de ese entorno hasta hace pocos años, cuando debido a la acción el hombre desaparecieron de la zona. Ahora, se quiere que regresen y para eso, se ha buscado la manera de facilitarles las cosas a estas hermosas aves.


Creación de nidos respetuosos con el medio ambiente


El Patronato de la Alhambra y el Generalife ha anunciado la instalación de 22 cajas nido artificiales para que puedan habitarlas los autillos. Están especialmente pensadas para estas aves y otras similares, como el cárabo.


Lo más singular de estos nidos es que están realizados con cemento de madera, un material totalmente respetuoso con el medio ambiente. Además, este material garantiza que los nidos puedan resistir perfectamente a la intemperie siendo un refugio perfecto para estas aves, que podrían criar allí a sus polluelos. Estos se convertirían en las nuevas generaciones de habitantes del entorno monumental, volviendo a recorrer sus cielos como antaño.


Ya han llegado los primeros habitantes


La mejor noticia que se puede dar al respecto es que los nidos ya han comenzado a ser habitados. Dos por autillos y dos por cárabos, aunque estos últimos no se sabe cuánto se quedarán ya que es una especie a la que le gusta moverse y cambiar de nido cada cierto tiempo.


En declaraciones a la prensa, el Patronato ha indicado «tiene la necesidad de velar por la conservación de todos los valores culturales que atesora» y que «La naturaleza cohesiona valores como el patrimonio, el paisaje, o la biodiversidad en una propuesta integral de protección y conservación»


Esperemos que estos solo hayan sido la avanzadilla y que pronto estas aves rapaces vuelvan a formar parte de uno de los paisajes más bellos de toda España y que es además uno de los más visitados de toda Europa.


Un avance que, además de cuidar los edificios históricos, también se cuide el entorno en el que están situados y la biodiversidad del mismo.


La verdadera historia del cóndor que abrazaba a su salvador

Vivimos una época en la que todo vale para conseguir un clic y una visita. Y uno de los últimos ejemplos lo hemos visto en una historia que se hizo viral. Se trata de un vídeo en el que se podía ver a un cóndor que aterrizaba con las alas abiertas y parecía abrazar a un hombre.

Las imágenes venían acompañadas por un texto en el que se contaban una historia muy conmovedora. Se decía que el pájaro había resultado herido y el hombre lo había curado en un refugio para aves.

A partir de ahí, el ave había sido liberada pero bajaba para abrazar al hombre que lo había ayudado, dando así a entender una preciosa historia de amistad entre el hombre y el cóndor. Una historia en la que el ave tenía la capacidad de abrazar a la persona como gesto de agradecimiento.

Pero la realidad de las imágenes tenía poco que ver con lo que nos contaban. Y el protagonista humano ha tenido que salir al paso y contar lo que realmente ocurría ya que incluso fue acusado en algunas páginas de "entrenar" al pájaro para que se comportara de esa manera tan poco natural.

El hombre ha explicado que efectivamente se encarga de rehabilitar aves para volver a soltarlas en sus espacios naturales. Entre estas aves están algunos cóndores que una vez que pueden valerse por sí mismos viven durante un tiempo al menos en jaulas que crean cerca de las instalaciones para poder llevar un control.

El cóndor de las imágenes era un ejemplar muy joven, a pesar de su tamaño, que acababa de ser recogido hacía poco y tratado. El vídeo se corresponde con uno de sus primeros vuelos durante el proceso de rehabilitación.

Las alas extendidas del animal no son una forma de abrazar a nadie, tan solo es la manera torque que el ave tiene de aterrizar, ya que todavía no sabía manejarse bien en el aire y aleteaba un poco descontroladamente.

Una explicación muy lógica y clara sobre qué había ocurrido. Pero quién informó se ciñó a la que parece ser la nueva máxima del periodismo: no dejes que la realidad te arruine una buena historia. Así que todo por los clics y la lágrima fácil, inventando una historia que no tardó en convertirse en viral y extenderse por todo el mundo.


Ecuador celebra el día del cóndor

En Ecuador se celebra cada año el día del cóndor. La celebración tiene lugar el siete de julio y hace honor a esta ave que se ha convertido en todo un símbolo de la cordillera andina y que, por desgracia, se encuentra actualmente en peligro de extinción.

Tan escasos son que se calcula que en todo el país no quedan más de un centenar de estas aves, las cuales tratan de registrarse en su totalidad y de vigilarse mediante monitores siempre que sea posible para controlar sus avances. Incluso se está actuando de manera directa, proporcionándoles alimentos suplementarios si ven que falta la caza para que puedan subsistir y procrear.

Debido a esta celebración, se está tratando de implicar a los colegios para que realicen diferentes actividades, como concursos de dibujo o actos especiales. Se trata de dar a conocer a todos los niños de Ecuador la importancia de esta ave y concienciarlos de que hay que luchar para que no se extinga.

También se están realizando en todo el país diferentes conferencias y charlas para que todo el mundo pueda conocer la situación actual de esta ave, que solía verse por los cielos ecuatorianos con facilidad a principios de este mismo siglo, y qué pueden hacer para evitar que en pocos años pueda verse relegada a las imágenes de los libros.

Se calcula que al ritmo que van las cosas, en veinte años podría no haber más cóndores en libertad si no se comienza ya mismo a tomar medidas muy urgentes para respetar los pocos lugares en los que pueden vivir y favorecer su reproducción.

Al igual que sucede en España y en otros países, el problema del cóndor está en la destrucción de su hábitat por parte del hombre, así como en la eliminación de muchas de las especies que les servían de alimento. Al faltarles comida y espacios en los que cazar y construir sus nidos, los cóndores no pueden reproducirse y mueren.

El problema de las aves rapaces no es exclusivo de España ni de Europa. Como vemos, por desgracia es un problema generalizado. Si no se pone remedio pronto con medidas radicales en pocos años nuestros hijos o nietos no podrán disfrutar de una gran cantidad de especies que actualmente pueblan la tierra.

Y no será, como algunos afirman, un problema de evolución sino de incapacidad humana para convivir con otras especies

¿Sabías que el halcón peregrino casi se extingue en los setenta?

El halcón peregrino es probablemente una de las aves rapaces más unidas al hombre por diferentes lazos. Utilizamos a los halcones para acabar con plagas de otros pájaros y los amaestramos como compañeros para la caza o por el simple placer de poseer a un animal tan increíble, capaz de lanzarse contra sus presas a una velocidad de trescientos kilómetros a la hora.

Sin embargo, esta relación tan maravillosa entre humanos y ave estuvo a punto de truncarse en los años setenta, debido al uso de pesticidas basados en el DDT (dicloro difenil tricloroetano). Este producto se utilizaba en todos los pesticidas e insecticidas de la época, considerándose muy eficaz y seguro.

Pero pronto comenzaron a aparecer los primeros efectos secundarios y el primero de ellos tuvo que ver con los halcones peregrinos, que demostraron ser especialmente sensibles a esta sustancia. Su población comenzó a caer en picado en aquellos lugares en los que se utilizaba esta sustancia.

Pronto se vio que los halcones peregrinos no eran las únicas víctimas y se llegaron a presentar estudios que defendían que si no se dejaban de utilizar estos productos, en pocos años no quedarían pájaros en el planeta tierra.

Por desgracia, no fue hasta que se demostró que el DDT penetraba en la cadena alimenticia y podía afectar al hombre que se prohibió su uso. Para entonces, muchos miles de aves habían muerto ya en todos los lugares en los que se utilizaban estos pesticidas.

La parte buena de todo esto es que hoy es ilegal su uso y ya no se fabrican pesticidas que lo contienen. Y que gracia a esto se controla mucho más qué sustancias se utilizan para la fabricación de estos productos.

También es positivo el hecho de que se parara a tiempo su utilización y que hoy por hoy sea posible decir que los halcones se han recuperado y que sus poblaciones continúan estables en la mayor parte de los lugares.

Esto no es una victoria total, ya que estas aves, al igual que otras rapaces, continúan muy amenazadas por la acción del hombre, por ejemplo los tendidos eléctricos que atraviesan los campos en los que cazan o la captura ilegal de sus crías para el contrabando internacional.

Este último terreno es donde más se está trabajando últimamente para evitar que se comercie con los polluelos y se roben los nidos.

Exposición "Aves rapaces de Canarias"

Si vives en Santa Cruz de Tenerife o tienes pensado ir a pasar unos días durante el mes de mayo o antes del cuatro de junio estás de enhorabuena. El Museo de la Naturaleza y el Hombre de Santa Cruz de Tenerife acoge durante estas fechas la exposición itinerante "Aves Rapaces de Canarias" en la que se recogen trabajos de los fotógrafos especializados en temas de la naturaleza Jesús Miguel González Palmero y Nicolás Trujillo Martín.


Además de las fotografías también se presentará el libro que lleva el mismo título y que se podrá adquirir por parte de todos los interesados. Publicado por Ediciones Turquesa, el libro recoge ciento setenta imágenes de aves rapaces de Canarias en su entorno que han sido publicadas en medios especializados. Incluso algunas de ellas han recibido diferentes galardones.


Las fotografías de la exposición recogen imágenes de aves tan emblemáticas como el águila pescadora, el Guirre o el halcón Eleanora, los cuales se pueden ver en diferentes actividades cotidianas, como la caza o el cortejo. Tanto el libro como la exposición resumen quince años de intenso trabajo de estos fotógrafos especializados en aves.
La exposición tiene una importante meta


Los fotógrafos han declarado que al publicar este libro y realizar esta exposición su intención es llamar la atención sobre estas aves y concienciar a la gente sobre la gran importancia de luchar por la conservación de las mismas.


Ambos fotógrafos están muy implicados con las aves y con la naturaleza canaria en general y están convencidos de que la mejor manera de conseguir que las nuevas generaciones luchen por la conservación de las aves y la naturaleza es dándoles a conocer desde muy jóvenes todos los secretos que encierran.


Son muchos los defensores de las aves que están de acuerdo con esta teoría y que creen que la divulgación es la mejor forma de conseguir que todo el mundo, desde autoridades hasta población en general, se implique en la defensa de las aves rapaces y del medio ambiente en general.


Ese es también uno de los objetivos de este blog, que trata de dejar su granito de arena para dar a conocer a las diferentes aves rapaces, las actividades que se realizan en torno a ellas y también los problemas a los que estos animales se están enfrentando día a día y que han llevado a muchas de ellas al riesgo de extinción.

Las rapaces, una alternativa eficaz a los venenos químicos

Hay ciertas plagas que perjudican gravemente a la agricultura, como es el caso de los topillos. Con la llegada de la primavera, estos roedores comienzan a surgir de todos los rincones y las crías empiezan a luchar por su supervivencia devorando todo lo que encuentran a su paso.


Cuando hay plantaciones, los topillos acuden a comerse raíces y demás. Para evitarlo, los agricultores acaban poniendo venenos químicos los cuales no solo atacan a los topillos, sino que también pueden causar la muerte a otros animales domésticos como perros o gatos o incluso pueden acabar contaminando la tierra.


La alternativa a estos venenos químicos la ofrece la naturaleza, ya que los topillos son el alimento favorito de muchas aves rapaces, las cuales ayudan a mantener el equilibrio controlando esta plaga de roedores.


Una solución cada vez más popular


Una de las formas de conseguir que las aves rapaces aniden en las zonas en las que se quiere rebajar el alto número de topillos es colocando nidos que puedan usar y que les resulten atractivos para quedarse. Son, sin duda, un estupendo reclamo.


En otros lugares, lo que se hace además de colocar los nidos es soltar a aves para que los ocupen y de esta manera se asienten en la zona, colaborando sin saberlo con los agricultores que tienen allí sus cultivos.


Las aves rapaces para las cuales se colocan estos nidos no perjudican en nada a estos agricultores, ya que se alimentan exclusivamente de los pequeños topillos y otros roedores pequeños, sin dañas en ningún caso la cosecha ni amenazar a otros animales como cabras o ovejas.


Protección de las aves rapaces


La naturaleza demuestra de este modo que ella sola es capaz de mantener el equilibrio, el cual se rompe en la gran mayoría de los casos debido a la acción del hombre. El hombre es el culpable de que en muchas áreas de la península hayan desaparecido las pequeñas aves rapaces que en otras épocas las habitaban.


De esta forma se convierten, involuntariamente y de manera indirecta, en los responsables de las plagas de topillo de las cuales ahora necesitan defenderse. Al carecer de sus depredadores naturales, los topillos se reproducen con gran rapidez y se convierten en un serio problema.


Esto debería de darnos una idea de que proteger y cuidar a las aves rapaces no es solo un favor que les hacemos a ellas, sino también a nosotros mismos.

Inicio← Publicaciones mas antiguas